domingo, 23 de septiembre de 2007

Me apetecía escribir

cesped

Yendo el jueves por la mañana hacia el hospital pensaba en cómo cambian las cosas en tan poco tiempo. Afortunadamente, siempre han sido abuelos; de primos de amigos, ley de vida... Me tocaba a mí, el aparente atracón de hacía un mes y medio, se había complicado en un cuerpo de 89 años. Se va, pensé. Ahora me toca a mí, los mayores nos van dejando.

Concierto frustrado e insignificante. Recibiendo el apoyo de los míos y mientras el cielo lloraba pasaba las últimas horas cerca de su cuerpo. Ayer a las cinco de la tarde descansábamos todos y cada uno se llevaba lo suyo.

Y hoy otra despedida; esta no para siempre (eso espero), pero en mal momento.

maite


Por otra parte; hoy ya he empañado los cristales del baño mientras me duchaba y me he entretenido observando que la anegada hierba ya no va a crecer más hasta abril (la tendré que cortar una vez más para que no se hiele en invierno). Ahora escucho el agua caer ahí fuera, y finalmente me entrego al otoño.

abuela

1 comentario:

Maite dijo...

Ayer intente dejarte un mensaje q tu creiste q era mentira, pero no pude de verdad, asi que hoy voy a intentarlo... Que no sabes lo que me costo dejarte alli sabiendo q te ibas a poner tan poetico. Me gusta q me eches de menos, yo tambien lo hago aqui diarimanete y esoty deseando volver para abrazarte bajo del edredon en tu sofa calentitos y con mucho amor... Ya queda menos y te prometo que vas a tenerme toda para ti cuando llegue. Un besito y hasta muy pronto