miércoles, 15 de agosto de 2007

A la deriva

deriva
Llevaba mucho tiempo sin actualizar mi blog y algunos me echaban de menos. No es que haya perdido el interés, sino que las vacaciones aturden y mi medio trabajo no me deja tiempo para mucho.

En plena crisis vocacional, a la espera de conocer si me aceptan en Publicidad en la Universidad de Alicante y a expensas de saber que dice 20minutos, voy probando en el negocio familiar (qué raro).

Mientras mis compañeros, recién salidos del huevo, se sumergen de lleno en los medios yo voy a la deriva en un mar de puertas inciertas. Espero a septiembre, cuando conozca resultados, decidiré. Ahora, mi cabeza es un caos.

2 comentarios:

Maite dijo...

Déjate llevar y no te agobies... Aunque conociéndote no dejas de darle vueltas a las cosas... Simplemente haz lo que te gusta, para bien o para mal alúna salida habrá. Yo estaré aquí para apoyarte, y no pienses que soy la única...

folabe dijo...

¡Cómo que a la deriva con ese magnífico "titulín" que le has sacado a tu padre!

Ánimo, Tomás, que ya sabes lo que dicen por ahí: Más se perdió en Cuba y vinieron cantando.

Un abrazo.